Tratamiento de aguas

Alimentación y bebidas

Alimentación y bebidas
Vino y cerveza
Ver

Energía e industria petroquímica

Hidrocarburos
Aceites lubricantes
Ver

Farmacia, biotecnología y cosmética

Cosméticos
Biotecnología
Química fina
Productos farmacéuticos
Ver

Industria en general

Protección de bombas, válvulas e inyectores
Refrigerantes
Catalizadores
Metalúrgia
Ver

Productos químicos

Productos químicos
Ácidos
Emulsiones
Resinas
Disolventes
Adhesivos
Fotoquímicos
Ver

Pinturas y recubrimientos

Pinturas, barnices y tintas
Lacas
Recubrimientos
Ver

Tratamiento de aguas

Ósmosis inversa
Agua ultra pura
Aguas calientes >80ºC
Aguas de procesos
Potabilización
Ver

Ósmosis inversa

La ósmosis inversa es una tecnología de filtración de líquidos que funciona mediante el uso de la presión. La ósmosis inversa utiliza, en una primera fase, una membrana semipermeable que elimina iones, moléculas y partículas más grandes del líquido a filtrar. Acto seguido, se aplica una presión al líquido que supera la presión osmótica, generando la separación de las partículas sólidas del líquido. La ósmosis inversa elimina una gran variedad de elementos suspendidos, incluyendo bacterias. Esta aplicación de filtración es especialmente adecuada para procesos de deshidratación, concentración o separación de sustancias o tratamiento de residuos líquidos. Es muy ventajoso para concentrar solidos disueltos o en suspensión por una parte y obtener una devolución de líquido que contiene una muy baja concentración de solidos disueltos por otra.

Equipos para osmosis inversa en una fabrica
Detalle de microchips en placa base azul limpiada con agua ultrapura

Agua ultra pura

En un laboratorio es de vital necesidad e importancia disponer de agua ultra pura para poder llevar a cabo las pruebas, investigaciones y ensayos. La inevitable presencia de elementos contaminantes disueltos en el agua común puede poner en peligro los resultados de las pruebas o ensayos que hemos realizado. Es por eso que, en este tipo de sectores, la micro filtración es muy común para obtener estas elevadas purezas de agua. Debido a que el agua es un gran disolvente, capaz de disolver casi cualquier tipo de compuesto químico a la vez que puede albergar formas de vida, implica que la calidad de la misma está constantemente bajo la amenaza de impurezas, como pueden ser compuestos inorgánicos, partículas en suspensión, moléculas orgánicas, gases disueltos y microorganismos. El hecho de producir agua ultra pura para su uso electrónico o en laboratorio, implica someter el agua potable a una serie de filtraciones y tratamientos purificantes que eliminan estos diferentes tipos de contaminantes, hasta obtener un agua con una pureza muy elevada, prácticamente sin ningún tipo de partícula.

Aguas calientes >80ºC

Cuando hablamos de filtración de aguas calientes nos referimos a líquidos, normalmente de base acuosa, de más de 80ºC que precisan de una filtración mediante un determinado elemento filtrante, distinto a los habituales. Muchos procesos de fabricación de materiales necesitan líquidos a elevadas temperaturas y, en la mayoría de casos, estos líquidos deben tener un determinado grado de pureza que sólo puede ser conseguido mediante la filtración. No todos los elementos filtrantes están diseñados para soportar líquidos y aguas a altas temperaturas. Por ello encontramos materiales como el poliéster, el PTFE o el nylon que pueden llegar a soportar temperaturas de hasta 120ºC, de manera que muchos fabricantes de cartuchos y bolsas filtrantes hacen versiones de estos elementos confeccionándolos con este tipo de materiales para cubrir la necesidad de filtración de aguas calientes.

Olla con agua muy caliente hirviendo
Líquido transparente fluyendo

Aguas de procesos

El agua es un alimento natural, pero también es la base de la enorme mayoría de bebidas. Así, la producción de agua mineral, agua de producto, agua de mesa o agua de servicio, demanda una exigencia especialmente alta para la tecnología de filtración y el bombeo. Es de vital necesidad asegurar un tratamiento de inicio a fin, es decir, desde la captación del agua, ya sea del rio, del mar, de un pozo, etc., hasta su vertido o reutilización, siempre pensando en el medio ambiente y en la minimización de los costes de los recursos. Rápidamente se aprecia una eliminación fiable de partículas gracias a los elementos de filtración que ofrecemos, los cuales garantizan una filtración segura e íntegra. El bombeo de aguas de proceso es un procedimiento clave y muy comúnmente usado por gran parte de las empresas del sector industrial, tanto para limpiar equipos como para depurar aguas residuales, en este sentido, gozar de unos equipos de bombeo de la mejor calidad aporta un valor añadido al producto final que llega a repercutir positivamente en el ámbito económico.

Potabilización

El agua potable se puede producir a partir de cualquier fuente de agua, por ejemplo, aguas de lagos, ríos superficiales, aguas subterráneas e incluso agua del mar. Para poder considerar que un agua es potable debemos ceñirnos a los parámetros establecidos por la OMS, donde especifica que el agua potable es esa que está destinada al consumo humano y que no puede contener ningún tipo de sólido suspendido, microrganismos ni compuestos químicos tóxicos. En cuanto a la composición mineral de esta, varía mucho dependiendo del país que la produzca, en la mayoría de minerales que contiene el agua existe una cantidad máxima de concentración para asegurar un agua agradable para al consumo, segura y equilibrada. Las redes municipales de suministro de agua ponen mucho empeño, mediante filtraciones exhaustivas, en mantener los niveles de minerales correctos y en evitar la formación de sedimentos en las tuberías y la corrosión, de esta manera pueden conservar en estado óptimo el agua potable para el consumo humano.

Mujer bebiendo vaso agua potabilizado

¿Hablamos?

Pide tu presupuesto sin compromiso