Aplicaciones

Productos químicos

Alimentación y bebidas

Alimentación y bebidas
Vino y cerveza
Ver

Energía e industria petroquímica

Hidrocarburos
Aceites lubricantes
Ver

Farmacia, biotecnología y cosmética

Cosméticos
Biotecnología
Química fina
Productos farmacéuticos
Ver

Industria en general

Protección de bombas, válvulas e inyectores
Refrigerantes
Catalizadores
Metalúrgia
Ver

Productos químicos

Productos químicos
Ácidos
Emulsiones
Resinas
Disolventes
Adhesivos
Fotoquímicos
Ver

Pinturas y recubrimientos

Pinturas, barnices y tintas
Lacas
Recubrimientos
Ver

Tratamiento de aguas

Ósmosis inversa
Agua ultra pura
Aguas calientes >80ºC
Aguas de procesos
Potabilización
Ver

Productos químicos

En la industria química es usual realizar la separación de impurezas y residuos de las materias primas y de los productos intermedios o finales. 

Productos como la silicona, líquidos abrasivos, plastificantes, pesticidas, ceras y aceites son solamente algunos de los ejemplos del amplio abanico de aplicaciones que encontramos en esta industria. 

Comúnmente, en dichos procesos de fabricación, los elementos de filtración precisan tener una resistencia química algo superior a la normal, tanto respecto a disolventes agresivos y ácidos o álcalis fuertes, como también a temperaturas altas, y tener una gran capacidad de retención de sedimentos para asegurar la obtención de productos químicos sin impurezas, requisito básico en la mayoría de productos que se utilizan en el sector químico.

Mujer científica trabajando con productos químicos
Símbolo de peligro por productos corrosivos o ácidos

Ácidos

Diversas industrias precisan de ácidos para la producción y transformación de sus productos. La elevada resistencia química y a la corrosión de los elementos filtrantes que exige la filtración de ácidos y aminas, hace que cada vez se diseñen y confeccionen cartuchos, bolsas y placas filtrantes con unas características de resistencia muy avanzadas. 

En cuanto a la selección del material filtrante, encontramos materiales como el polipropileno, el nylon, el PTFE, el polieteretercetona que son especialmente recomendables para llevar a cabo tareas de filtración exigentes en cuanto a corrosión y abrasión por parte del líquido. Este tipo de materiales son, también, altamente resistentes a elevadas temperaturas. 

Es por eso que, aparte de la filtración de ácidos y aminas, pueden trabajar con una enorme variedad de materiales dando un rendimiento óptimo y eficaz.

Emulsiones

El tratamiento de aguas residuales aceitosas o emulsiones es de vital importancia debido al enorme contenido contaminante de estos efluentes. 

En las emulsiones donde el agua es la sustancia mayoritaria, los aceites aparecen en forma de gotas dispersadas uniformemente. Podríamos conseguir una separación de la emulsión dejándola reposar y dejando que la diferencia de densidad actuara, pero, en la mayoría de casos, no hay tiempo para ello y, además, no se consigue una separación completa y efectiva. 

Podemos conseguir una retención de partículas emulsionantes mediante el uso de cartuchos filtrantes, los cuales nos permitirán separar de manera efectiva la emulsión del agua para, posteriormente, reciclarla o reutilizarla en otro proceso, contribuyendo, así, a conservar y respetar el medio ambiente.

Burbujas generadas por una emulsión en un líquido
Detalle de resina epoxy azul turquesa sobre madera

Resinas

Una gran cantidad de industrias utilizan resinas líquidas para diversos procesos que llevan a cabo como pueden ser la producción textil, la producción de adhesivos, protección de superficies, etc. 

Para conseguir estas resinas, los productores precisan de diversos disolventes que son muy necesarios durante su elaboración, pero que en la fase final deben ser eliminados, ya que no pueden están en contacto con el medio ambiente. Teniendo en cuenta estas premisas, se detecta la clara necesidad que tienen los productores de resinas para filtrar ese tipo de impurezas para obtener unas resinas puras y limpias. 

Los elementos filtrantes adecuados para la filtración de resinas son, sobre todo, los equipos de placas, tanto de discos lenticulares como filtros prensa debido a su mejor rendimiento con líquidos con grado de viscosidad elevada.

Disolventes

Los disolventes comerciales acostumbran a ser de una gran pureza y, en principio, no precisan de un proceso de purificación adicional. Sin embargo, para algunas tareas específicas es imprescindible un pretratamiento del disolvente. 

Cuando las reacciones químicas que realizamos son muy complejas, es muy importante llevar a cabo la filtración del disolvente para asegurar unos buenos resultados. El contaminante que encontramos más a menudo en los disolventes es el agua que puede llegar a afectar a la cinética de la reacción química e incluso a la estabilidad tanto de las sustancias iniciales como la del producto final. 

Por otro lado, hay procesos bioquímicos que pueden verse contaminados por virus o bacterias no deseadas que requieren de disolventes con una pureza muy superior, en estos casos deberemos filtrar el disolvente mediante bolsas filtrantes o utilizando técnicas de ósmosis inversa.

Disolvente expandiéndose en otro líquido
Detalle de tubo abierto de adhesivo

Adhesivos

El proceso de manufacturación de adhesivos y pegamentos consta de, principalmente, dos etapas fuertemente diferenciadas, en una primera etapa se cocinan a altas temperaturas (aprox. 160ºC) y en un tanque los componentes naturales o sintéticos principales junto con agua limpia, previamente filtrada, para lograr la obtención de un líquido esencial que se extrae y se deja enfriar. 

En la siguiente etapa es donde entramos nosotros, la filtración del líquido. El líquido se deja enfriar hasta que tiene aspecto gelatinoso. Esta gelatina contiene cantidades importantes de impurezas que deben ser eliminadas para lograr un adhesivo final transparente. 

Hay métodos químicos para la eliminación de las impurezas como la adición de ácidos, pero lo más común es el uso de cartuchos filtrantes de polipropileno, poliéster e incluso de acero inoxidable para la eliminación de las impurezas. Una vez la gelatina está purificada, el adhesivo está listo para ser envasado y comercializado.

Fotoquímicos

La delicadeza característica de los productos fotoquímicos finales pone en relieve la necesidad de purificar cada una de las sustancias que los conforman. Cuando hablamos de productos fotoquímicos nos referimos a un elevado número de procesos muy utilizados en química orgánica. 

Con la característica común del uso de la luz en el proceso de reacción de las sustancias. Estas reacciones fotoquímicas presentan algunas ventajas frente a las reacciones térmicas como, por ejemplo, una mayor velocidad de producción, reducciones de los pasos de síntesis a la vez que permite trabajar con componentes térmicamente inestables. 

Para la filtración y purificación de las sustancias que conforman los productos fotoquímicos, actualmente destaca, sobre todo, el empleo de cartuchos filtrantes tanto de grado nominal como absoluto.

Mano sujetando probeta con producto fotoquímico

¿Hablamos?

Pide tu presupuesto sin compromiso